Desde mi arquería

domingo, 21 de diciembre de 2014

Venezuela en la Primera Guerra Mundial

Casi 40 millones de muertos, heridos y desaparecidos. Europa convertida en un desastre, con el mundo como testigo. Y un puñado de venezolanos, de distintos bandos, fue protagonista del mayor conflicto de la historia: la Primera Guerra Mundial.

jueves, 30 de octubre de 2014

La comida del Libertador

Bolívar prefería la arepa de maíz al pan. Imagen de Bolívar, el hombre de las dificultades. 
El coronel Luis Perú de La Croix, en su Diario de Bucaramanga de 1828, hace una descripción de los usos del Libertador Simón Bolívar en la comida y en la bebida.

jueves, 16 de octubre de 2014

El enigma de Manuel Piar

Por dos veces se negó a colocarse las vendas. Dejó su pecho descubierto, gritándole al pelotón de ejecución que le apuntara al corazón. Sentado en el banquillo junto al muro de la catedral de Angostura, el general Manuel Piar recibía la descarga que segaba su vida.

Para unos fue un traidor que mereció su suerte final. Para otros, un héroe asesinado por órdenes malignas. Un grupo lo ve como un gran hombre que cayó en desgracia por malentendidos.

sábado, 6 de septiembre de 2014

El general Valdés y los dados de la muerte


Simón Bolívar lo definió como un valiente soldado, pero perdido por el juego. Manuel Valdés (Trinidad, 1780-Ciudad Bolívar, 1845), fue un general patriota en la Guerra de Independencia que participó en la Invasión de Chacachacare (1813), la primera Batalla de Carabobo (1814) y la campaña de Guayana (1817), comandando el Ejército del Cauca entre 1820 y 1822.

domingo, 31 de agosto de 2014

José Tomás Boves, el caudillo del terror

El año 1814 se desangró con la lanza de José Tomás Boves. La era terrible de la historia venezolana tuvo en el caudillo español a su máxima figura. Nominalmente luchaba por las banderas del Rey de España, Fernando VII, pero en la realidad peleaba por él, por él y nada más que por él. A doscientos años de su cabalgar y su muerte continúa generando terror, pero también se ha revisado su legado entre las causas populares.

sábado, 26 de julio de 2014

Libertador: la historia Vs. Hollywood

¿Que Bolívar no fue ni alto ni de atlético porte, ni peleaba en medio de las tropas, ni se parecía al William Wallace de Mel Gibson? ¿Que a Monteverde lo adelantaron en su aparición, para darle más espacio en la trama? ¿Que ni Sucre le acompañó desde tan tempranas horas de la Independencia ni Urdaneta estuvo siempre físicamente al lado del Libertador, ubicándolos en hechos y batallas en los que nunca estuvieron, como la pérdida de Puerto Cabello, el Paso de los Andes o la Batalla de Boyacá? ¿Que el cierre de la vida del genio caraqueño no fue tan controversial, ni tan oscuro?

No importa. Este Libertador, dirigido por Alberto Arvelo Torrealba y protagonizado por Edgar Ramírez, es para disfrutarlo.

martes, 25 de marzo de 2014

Las dos muertes del capitán Ricaurte

 Mirada severa, adusta, a la altura del soberbio acontecimiento que estaba protagonizando. Las sombras se llevan la mayor parte de su cuerpo, pero se alcanza a ver su mano izquierda tomando su sable. En la derecha, iluminada, la pistola de chispa apuntando al barril de pólvora.

Martín Tovar y Tovar imaginó así, en 1874, al héroe colombiano Antonio Ricaurte en su cénit: su inmolación, frente a las tropas realistas, en la batalla de San Mateo, el 25 de marzo de 1814.

jueves, 13 de febrero de 2014

Las masacres de La Guaira y Caracas

Las ejecuciones de casi mil españoles y canarios en La Guaira y Caracas (semana del 12 de febrero de 1814), por orden de Simón Bolívar, descritas por Juan Vicente González en su biografía de José Félix Ribas.

miércoles, 12 de febrero de 2014

José Félix Ribas, el león de la República

Imagen de José Félix Ribas de la Historia de Venezuela (Rafael María Baralt).


La cabeza, con el gorro rojo que siempre le identificó, frita en aceite, estaba en lo alto de la viga en el sitio conocido como la Puerta de Caracas. Querían inspirar terror, miedo en la población. Los hizo huir, los hizo maldecir su suerte, morder el polvo en tantas batallas. Ahora solo era un resto de nada.

Pero su leyenda comenzaba: había ingresado, como figura principal, al martirologio de la Independencia suramericana.

domingo, 9 de febrero de 2014

En La Victoria, los jóvenes fueron perdedores (reportaje de Laura Weffer Cifuentes para Últimas Noticias)

Las madres lloraban desgarradas. Trataban de detener la caminata que se llevaría a sus hijos para siempre. El grupo de niños y adolescentes, entre 12 y 20 años, intentaba aparentar valentía, pero bajo esa lluviosa tarde de febrero de 1814, más bien causaban lástima. Eran 85 estudiantes del Seminario de Caracas. Algunos llevaban sombrero e iban vestidos con una especie de sotana; otros habían dejado los hábitos atrás y avanzaban con camisas raídas. Sabían que iban a morir.