Desde mi arquería

viernes, 29 de julio de 2016

La amarga noche de Miranda

Ilustración de Antonio Bosch Penalva
Detenido por los que hasta hace poco eran sus subordinados, el viejo general no dejaba de pelear. Unas veces en francés, otras en castellano. En voz baja casi siempre. Perseguido por soldados, reyes y obispos, Francisco de Miranda terminó preso por sus propios conciudadanos, jóvenes aristócratas convertidos en soldados, abogados de bajo vuelo alzados por los vientos de la revolución.

Se salvó de la Inquisición, de los enemigos en Francia, de sus superiores en España. No pudo huir de las garras de los venezolanos.

domingo, 24 de julio de 2016

Batalla Naval del Lago de Maracaibo: luces y sombras

Conquistada Caracas tras la victoria de Simón Bolívar y las fuerzas independientes en Carabobo (1821), el occidente de Venezuela se mantenía a la expectativa. Aún en manos de los realistas, con Francisco Tomás Morales al mando, Maracaibo pronto sería liberada.

lunes, 18 de julio de 2016

Memorias de la Guerra Civil española


Este texto fue escrito para el diario PANORAMA en 2006, en ocasión del 70 aniversario del inicio de la Guerra Civil española. 

“Cuando el miliciano Remigio Herrero toma la iglesia de la Almudena, que hoy en día es catedral, lo hace para guardar los víveres que le llegaban a la estación del norte de Madrid. Eran provisiones soviéticas de alimentos y de armas, para defender a la capital.

Ángel Viñas, historiador español: "Es una vergüenza que no se condene formalmente el régimen franquista"

Muerte de un miliciano, foto de Robert Capa
Ochenta años han pasado y aún las cenizas están presentes. Nunca una guerra es tan terrible como cuando ocurre entre hermanos, entre vecinos, entre compatriotas: España vivió esa tragedia entre 1936 y 1939, un conflicto que convirtió en ruinas, hambre y muerte a la nación ibérica, como preludio de la Segunda Guerra Mundial.